PORQUÉ LA ISLA DE MAN LO TIENE TODO

Mi amigo Roy quería llevarme a uno de sus lugares preferidos en la Isla de Man.

Esa es una de las ventajas de quedarte con la gente local: a veces pierdes algo de autonomía (las menos) pero puedes descubrir cosas que por ti solo sería muy difícil.

El día anterior acantilados que caen a pico islas más pequeñas, pueblos costeros y durante la mañana ya habíamos visto, hermosas playas molinos centenarios, coches de época o tumbas vikingas. Pero todo aquello no me había preparado para lo que venía a continuación.

LO QUE DIGA UN AUTOBÚS

Otra vez de vuelta a la parada del autobús. Lo bueno que tienen la estación de autobuses en Douglas, la capital de Man, es que puedes elegir. Sí, porque nuestra idea era visitar primero el oeste y después el norte de la Isla de Man. Yo tenía muchas esperanzas puestas en Peel, con su hermoso castillo, pero el destino (o los horarios) hicieron que el primer bus que pasara fuera el que se dirigía al norte. Así que la primera parada sería Laxey.

LAXEY

Laxey es un pueblo con tradición minera, no en vano allí sobrevive el molino de impulsado por agua más grande del mundo. Una gran pieza de ingeniería victoriana y que es una de las atracciones más populares de la Isla de Man. Lady Isabella, que así se llama, permite ser ascendida para contemplar unas grandes vista sobre la parte este de la Isla.

Laxey Wheel

Un poco más abajo está Lady Evelyn, la hermana pequeña, que a pesar de de ello no desmerece en absoluto.
El pueblo entero está consagrado a un recorrido por su patrimonio y en el corto paseo entre los molinos y la playa es posible pasar por todos los lugares que tuvieron importancia: los molinos, los lugares donde se tejía la lana o los almacenes donde se guardaba la mercancía.

La zona de la playa está dominada por casas sobre la colina y un paseo junto al mar hace las delicias de todos: animales y humanos.

Laxey Promenade

LA TUMBA DEL REY

Hasta aquí se puede llegar en autobús o tren eléctrico pues el de vapor solo sirve al sur de la Isla de Man. Pero antes de retomar el autobús una visita a un cementerio peculiar. Entre las casas se encuentra la tumba del Rey Orry. El lugar es un enterramiento vikingo separado en dos partes por la carretera

Los vikingos son uno de los pueblos que decidieron hacer de la Isla de Man su casa durante un rato y todavía hay palabras en el lenjuage actual que provienen de ellos como ocurre en otras partes, por ejemplo Escocia. Me sorprendió ver lo bien cuidada que estaba, allí como un jardín entre las casas.

De allí a Ramsey solo unos kilómetros pero que contenían la sorpresas más grande de la Isla.

SORPRESAS TE DA LA ISLA DE MAN

Paramos en lo que parece poco más que un cruce de caminos en medio de la carretera.
Remontamos una cuesta y llegamos a una campa. A mi lado hay un vallado que parece proteger algún tipo de dependencia gubernamental. Roy me señala a la parte de arriba.

“Ya verás me dice”. Yo no puedo pensar más que: “¿Qué hacemos aquí?”. Hasta que remontamos el último cacho. Me quedo sin palabras. Lo último que me esperaba era encontrarme una presa en medio de un monte a 200 metros de la costa. Es la Ballure Reservoir, un pequeño paraje natural.

Ballure Reservoir

Aquí es cuando me dí cuenta que la Isla de Man tiene de todo. En apenas un giro de cabeza había un lago, una montaña y la costa al fondo.
Brutal. Tras dar un paseo por la reserva “recuperé” mi autonomía y cuando Roy se volvió a casa yo me dirigí a Ramsey. A pesar de ser julio y ser considerado el lugar más soleado de la isla…

…a mí no me recibió con un sol esplendido. Más bien al contrario pero alguien me dijo que aquello le daba más encanto. La manera en que llegué lo redondeó.
Es posible rodear prácticamente toda la isla andando y yo tome esa ruta al bajar de la reserva
A pesar de lo que acababa de disfrutar tampoco estaba preparado para esto: la bajada junto al lecho del río mientras la lluvia cae, atravesar un puente y allí se abría la playa junto a mí con el muelle de Ramsey al fondo, adentrándose en el mar y la niebla.

En solo una mañana me había dado cuenta que la Isla de Man lo tiene todo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *